Colaboraciones Noticias

Día de Muertos debe servirnos para pensar en las graves injusticias en contra de las mujeres

¡Comparte!

Habría que preguntarnos si somos capaces de ponernos en el lugar del otro, entendiendo que nuestras coincidencias son esenciales y nuestras diferencias son meramente accidentales, que somos seres irrepetibles, frágiles y mortales, que de esa reflexión consiente nace el compromiso con el otro que siendo diferente a mi es idéntico en derechos y obligaciones, que sólo acompañando los pasos de quienes hacen de esta nación el gran país que es, podremos trascender el momento histórico que nos tocó vivir.

Hoy, día de muertos no podemos ni debemos olvidar a todas y todos aquellos que por la corrupción al amparo de la impunidad han perdido la vida, lamentablemente en nuestra lastimada nación son más de los que quisiéramos y pudiéramos nombrar.

7 mujeres son asesinadas diariamente en nuestro país, se contabilizan 9 mil 581 mujeres asesinadas en 4 años; de los 32 estados de la República 28 han solicitado la activación de la Alerta por Violencia de Género, lo que evidencia la emergencia humanitaria en la que nos encontramos.

Se han registrado 90 mil 694 asesinatos durante el sexenio de Peña Nieto

Desde el año 2000 a la fecha, 105 comunicadores han sido asesinados; 48 en el gobierno de Calderón y 32 en el mandato de Peña Nieto, sin embargo casi el 20% de esos asesinatos sucedió en menos de 6 meses de este sexenio.

Y con ello la frase: “En México es más peligroso investigar un asesinato que cometerlo” de John Gibler periodista, cobra un lúgubre sentido.

Más de 130 mil hogares mexicanos este día, recordarán a sus seres queridos sabiendo que el sistema corrupto los dejó incompletos, de los cuales 32 mil 218 familias ni siquiera podrán llevar flores a la tumba del ausente o elaborar una ofrenda en su recuerdo porque como los identifica el escritor investigador Federico Mastrogiovanni no están “ni vivos ni muertos”, simplemente están desaparecidos.

La muerte impulsada por intereses económicos y políticos se enseñorea en todo el país, San Fernando, Tlalaya, Ayotzinapa, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Sinaloa, Guanajuato, Oaxaca, y muchos etcéteras más, más de los que quisiera nombrar, muchos más de los que quisiera recordar.

Me resisto a pensar que mi patria es una fosa clandestina sin fondo. La muerte tendría que ser un hecho natural y no la consecuencia violenta por la falta de justicia social.

Si los millones que aramos esta hermosa tierra con nuestros pasos diarios caminamos en el mismo sentido exigiendo que las políticas públicas que nos rigen cambien, tal vez, algún día, el día de muertos será lo que nuestros antepasados nos enseñaron, un encuentro colorido, entre la vida y la muerte, un momento de fiesta rebelde ante el hecho natural ineludible y nada más. Sólo tal vez….

 

Alicia Colchado Ariza

Presidenta

Desarrollo Comunitario para la Transformación Social, A.C.

Comentarios

Comentarios